22 febrero 2006

Poema involuntario de Ludwig Wittgenstein

Publicado en el MAGAZIN DOMINICAL de El Espectador #712 (05.01.97)

click en la imagen para ver detalles


















Es posible que lo que venga a su mente
No sea una palabra,
Es posible que no se le ocurra nada
En absoluto.

(y nos inclinamos a suponer un acto)

Si yo doy a alguien la orden “tráeme
Una flor roja de esta pradera”, cómo
Sabrá él qué tipo de flor traerme,
Puesto que yo le he dado solamente
Una PALABRA ?

(paso mi dedo por el plano desde la palabra “rojo”)

Pero este no es el único modo de buscar
Y no es el modo usual. Vamos, miramos
A nuestro alrededor, damos unos pasos
Hasta una flor y la cogemos,
Sin compararla con nada.

---

Frases tomadas de la página 29 de los Cuadernos Azul y Marrón de Wittgenstein.

Tal y como cuando uno lee, algunas frases han sido subrayadas transladándolas luego hacia otro espacio en donde se recomponen gráficamente a la manera de un poema. Allí, separadas de su texto inicial, terminan por revelar un poema involuntario, como si estuviera escondido entre la lúcida maraña de sus disquisiciones linguísticas.

Acerca de aquello que caracterizaba su filosofía, Wittgenstein decia que “... se trata de lo no poético, de lo que va de inmediato hacia lo concreto... Las cosas están ahí de modo inmediato ante nuestros ojos, ningún velo las cubre. Aquí se separan la religión y el arte”.

El respeto por lo inefable contenido en esta declaración, hace que pudiera llegar a pensar que “ en el arte es difícil decir algo que sea tan bueno como no decir nada”. Sin embargo, la necesidad expresiva de un arte silenciado frente al poder “religioso” de las evidencias, termina deslizándose involuntariamente por entre las rendijas del tejido racional de sus preocupaciones filosóficas.

“Creo haber resumido mi posición con respecto a la filosofía al decir: de hecho, sólo se debería poetizar la filosofía”... Y también, como dice en otra parte, “ también en mis actividades artísticas tengo sólo buenas maneras”.

Es posible entonces que esa actitud, a primera vista contradictoria, sea un buen ejemplo de la situación en que se encuentran el arte y la filosofía de hoy. La necesidad de un purgante recíproco resulta evidente.

(Actualización, febrero 24 del 2006)



16 febrero 2006

Do It -versión Colombia

Exposición / Biblioteca Luis Angel Arango, Bogotá. 1997
La idea, adaptación de la sugerencia duchampiana de realizar obras a distancia, es recibir un set de instrucciones de artistas europeos para ser ejecutadas por otros artistas en los lugares que acepten el protocolo DO IT -exposición curada por Hans-Ulrich Obrist
-
La instrucción que me asignaron fue la de Fabrice Hybert, artista francés sobre el cual realicé una breve investigación con la intención de informarme acerca de su 'cuadro mental':

"Condiciones psicomecánicas de la invención... work in progress... el deseo como medio de transporte y el lenguaje como vehículo privilegiado del desplazamiento...Hybert se inscribe en una filiación sado-duchampiana... atracción nominalista por la puesta en obra de la escritura ("un dibujo = una empresa")... la mecánica sexual ya no es una máquina soltera, ella es transformada inmediatamente en energía productiva en un estado de excitación perfectamente dominado. 1% de transpiración, 99% de inspiración... El estado de no-vigilancia...Un polo de atracción, un campo magnético... "wandering perception" (Freud)... pensamiento vagabundo sin orientación preestablecida... los dibujos sobre estados de no vigilancia... hipótesis de trabajo sobre la acción y sus consecuencias... Hybert, científico de formación acuerda un rol determinante al lenguaje... Soluciones farmaceúticas utilizadas por la armada para mantener la vigilancia (el estado de alerta) en los soldados... la no-vigilancia parece ser el polo "negativo" de la atención... lo negativo es una fuerza aditiva, 1 - 1 = 2... el cerebro es un circuito de "digestión de datos"... Charles Cross (1842 - 1888)... ambición de crear un modelo mecánico reproduciendo las funciones inventivas del cerebro... (que) no funciona como un computador si no como una nebulosa interactiva con el mundo... decidídamente erótico... Roussel... la idea de asociar las palabras a deseos "escópicos" (visuales)... "la acción se situaría en una frase no acabada, todavía con objetos"... Los POF - prototipos de objetos en funcionamiento son los "resultados de derivas linguísticas y materiales de productos funcionales"... productos, prótesis... la idea del confort... "Hybermarché"... ha perturbado el museo... UR (unlimited Responsability)... RUE... Hybert ha decidido analizar la forma del imán en colaboración con empresas... "el arte es aquello que hace la vida más interesante que el arte"... una autogeneración del desarreglo... "viralizar" los procedimientos de difusión invirtiendo los procedimientos metafóricos. Operar en directo interrumpiendo los "comportamientos" simbólicos...

La Instrucción de Fabrice

"A la escala...

Solicitar a un médico internista nacido antes de 1961 que dibuje sobre la pared que él escoja del lugar de fabricación de Do it lo que corresponde a la descripción siguiente:
Tomar el "lápiz" (si la CSP es un lápiz; la CSP queriendo decir la Cantidad Suficiente Para que la actividad sea visible, queda a la libre elección del médico), apoyarlo sobre la pared y dibujar un cubo de 5 cms. de lado en una perspectiva que permita ver todas las aristas.
Tomar de manera aleatoria una de las aristas de ese cubo y dibujar otro cubo cuya perspectiva tenga un punto central diferente del primero, sin medir los bordes, pero tratando que el segundo cubo no difiera mucho del primero. Repetir lo mismo con el máximo de aristas del primer cubo, después del segundo y así sucesivamente durante al menos una hora y media."
-F. Hybert

El intérprete, el crítico, el artista (o lo que uno hace con eso)

A la Manera de Ellas – performance

Solicitar a dos bellas doctoras nacidas después de 1961 (una traumatóloga y la otra nutricionista) que adopten un cubo construido con varillas de hierro de 55 cms como paciente alienígena. La CSP ("Cantidad Suficiente Para que la Actividad sea visible") consiste en dos cajas de cartón que contienen huesos de animales y frutas y verduras de plástico de colores. Las doctoras, enfundadas en sus batas blancas, oyen música de un radio y beben alcohol mientras se dejan llevar por su pasión restauradora y toman de la caja que les corresponde lo que van necesitando : la traumatóloga, los huesos, y la nutricinista, las verduras y frutas. Lenta y cuidadosamente, a pesar del estado de embriaguez en que se encuentran, van revistiendo al paciente con estos 'suplementos' atándolos con bandas de yeso humedecido en bandejas de peltre. Una vez recubierta la totalidad del escuálido cubo, la criatura geométrica es dada de alta salvándose así del mal que la aqueja : un tipo más bien complicado de anemia cultural especulativa.

A la manera de ellas, escultura-performance




















PD –Debido a cierta negligencia, el video de este performance (un producto que había calculado) no pudo conservarse. Valga entonces un agradecimiento especial para Mónica y Kate, las encantadoras y muy eficaces 'doctoras' que me secundaron -los valores artísticos de la escultura final son indiscutiblemente su mérito. También quiero resaltar a quienes tuvieron que lidiar con el asunto de los huesos pues había que conseguirlos en diversas carnicerías de la Candelaria, cocinarlos en ollas grandes y tener que pelarlos, de manera ardua y muy olorosa, en las cocinas de la Biblioteca Luis Angel Arango.

(...)

Nueva instrucción
“Favor que me haces” (instrucción publicada en el catálogo de Do It y en el Periódico El Espectador)

Buscar a la persona más vieja de la familia y solicitarle que revele un secreto que haya guardado durante toda su vida. Si acepta, el solicitante habrá de guardarlo a su vez, pero comprometiéndose a presentarlo públicamente bajo la forma de una obra artística enigmática. El modo y el medio de representación dependen naturalmente de las habilidades de cada persona.








-
Anexo: (11 de julio del 2006)

Como antecedente a la idea de Do It y a la referencia de Duchamp, el recurso utilizado por Raymond Roussel a propósito de las ilustraciones que encargó para su libro Nuevas Impresiones de Africa:

"Going by his own account, Roussel wrote these New Impressions between 1915 and 1928 in an estimated 19,110 hours of work. They were published in 1932 in a single volume with his poem L'Ame de Victor Hugo. Despite the considerable length of these two works taken together, Roussel decided that the book was insufficiently filled and, through the good offices of the Goron detective agency, commissioned a commercial artist named Henri Zo to provide 59 illustrations. Roussel supplied Zo with simple verbal descriptions for each image and, without ever meeting the artist, accepted the results that emerged. The illustrations were printed only on the recto of the pages however, which meant that they would have to be cut in order to view the hidden images."
http://www.mti.dmu.ac.uk/~ahugill/nia/introduction.html
...

15 febrero 2006

Ferd'nand Sale

Publicado en Sale, Pure White, Art ("obra en catálogo")
Eventos en la calle 83, Bogotá, 2000
















acto 1

Ferd’nand quiere permanecer en casa, sin zapatos, las medias al aire, sin tener que afeitarse... Quiere quedarse recorriendo las “actualidades” del mundo en las páginas impresas del periódico poniendo de este modo a raya su compromiso y los afanes de la calle.

acto 2
Sin embargo, su mujer tiene otra idea: quiere salir, divertirse, ir tal vez al teatro. Es justo, no ? (su delantal como testigo) ya que ha estado ocupada todo el día en los oficios del hogar. Porqué tendría entonces que quedarse “encerrada entre cuatro paredes”, atendiendo las cuestiones domésticas de siempre ? Piensa, con justicia, que un poco de “mundo”, de exterioridad, le conviene.

acto 3
“El hombre de la casa” se resiste, no da muchas señales de querer abandonar su oasis momentáneo, su paréntesis casero. Ella, en cambio, ha tenido ya bastante de “hogar, dulce hogar” y no quiere fácilmente dar su brazo a torcer. Insiste entonces señalando el tic-tac vehemente del reloj en su muñeca (metáfora mecánica de un corazón palpitante).

acto 4
Ni modo. Otra vez frente al espejo... Quién es -pregunta- el más paciente y resignado? Aféitate y anda! es la órden que obtiene como única respuesta. Sin otra opción, no hay más que aplicarse la resucitante espuma mentolada para afrontar de modo presentable la noche que llega, y sus funciones imprevistas.


acto 5

Un acto fallido... Su implacable mujer le reclama el no haber podido adivinar sus intenciones secretas ("destacada pareja dispuesta al espectáculo nocturno en las miradas del vecino..."), ya que el pobre hombre se ha vestido como siempre, automáticamente; y no se trataba de eso.



acto 6

De regreso al espejo, a uno más grande, de cómoda o armario en donde pueda observarse enteramente, más allá de la intimidad sicológica de los primeros planos característicos del espejo del baño. Ajustando los detalles del smoking (largamente archivado), anuda disgustado el absurdo corbatín sobre el cuello almidonado mientras, a sus espaldas, cenicienta impecable transformada en gran dama, una esposa vigila decidida sus maneras iracundas.

acto 7
Envueltos en abrigos y pieles, arreglados finalmente para la gran ocasión, se dirigen al teatro con su aviso de luces parpadeando en medio del bullicio exitado de la gente, dispuestos a dejarse encantar por el ingenioso espectáculo de los reflectores proyectados sobre escenas pintadas y actores verdaderos. Es decir, entregados de antemano a la ilusoria diferencia ofrecida por el arte.

acto 8
El signo exclamativo que flota sobre la cabeza eternamente ensombrerada de Ferd’nand (!) contrasta con aquellos más pequeños emitidos en el 'acto 5' por su esposa. Descorrido el telón, regresamos sorprendidos a lo que parece ser una réplica del 'acto 2' de la historieta, sólo que -como es bien sabido- el arte exagera:

La ventana está rota; el delantal, sucio; el pantalón, con un remiendo de otro color; el piso, sin barrer; la mujer y su esposo, bastante desgreñados, no parecen entenderse para nada.
-

Deberíamos concluir, sin más, que las espectativas de quienes asistieron al evento resultaron defraudadas; que la “diferencia” prometida por el arte no pudo esta vez llevarse a cabo?

Digamos, como dijo el poeta Mallarmé a propósito de una historia también muy complicada, “Este cuento se dirige a la inteligencia del lector, que por sí misma, pone las cosas en escena”.